domingo, 11 de junio de 2017

Soy mamá de tiempo completo y no hago nada

Cuando RetoñoJake recién tenía dos años me encontré una vecina en el ascensor y me preguntó: ¿Y tú, a qué te dedicas?
 

Acto seguido, respondí: ¿Yo? ¡Yo soy mamá 24 horas 7 días a la semana!
Y luego escucho con voz de reproche: "Ahh no haces nada. Yo cometí ese error con mi segundo hijo".


 

Por fortuna, el ascensor había llegado al primer piso y ya era hora de salir corriendo al parque.

Ahora, dos años después, le contesto públicamente: vecina, una mamá 24/7, efectivamente no hace nada.

  • Se la pasa acostada por horas calmando a su Retoño porque está cansado y no puede conciliar el sueño.
  • Mantiene sentada amamantando y recibiendo caricias con las encías de su hijo para que le salga leche.
  • Le encanta esperar a la noche para limpiar la cocina y volver a empezar la corta jornada de chef del siguiente día.
  •  Se baña en larguísimos 5 minutos .
  • Desea con todas sus fuerzas estar en el lugar de su Retoño cuando un resfriado lo ataca.
  • Adora leer el mismo libro 20 veces al día.
  • Disfruta sentir los estirones de espalda cuando su hijo, a los 4 años, quiere ser llevado en brazos.
  • Le encanta ver huellas de barro recién ha limpiado el piso.
  • Siempre va acompañada al baño.
  • Añora la época en la que escuchaba a su Retoño llorar y no sabía por qué.

Francamente vecina, en algo estamos de acuerdo, y es que usted cometió un grave error: no haberse quedado con su segundo hijo (de haberlo podido hacer), porque verlos crecer, aprender con ellos, demostrar apego, y reconocer que la mamá es la mejor compañía que un hijo puede tener, hace que cualquier reproche, como el suyo, pase por las nubes.

 
De seguro se me escapan más características de las mamás que como yo, no hacemos nada.  ¿Tienes alguna?

No hay comentarios:

Publicar un comentario